Es necesario que un perro tenga relaciones sexuales?

  05 de Julio, 2021

En un entorno humanizado y acotado a la función de ser nuestros compañeros, los perros no precisan ejercer sus roles sexuales o reproductivos.
Algunos estudios aseguran que la presencia de los órganos genitales acortan sensiblemente la vida de nuestros canes.

Es cierto que los perros nacen con la capacidad de reproducción sexual y que, por tanto, de manera natural tienen instintos que tienden a desarrollar esta faceta de su vida. No obstante, sus órganos genitales van destinados a una vida libre y salvaje que no es la que llevan bajo nuestra protección. En consecuencia, dichos órganos no tienen una función concreta en un entorno humanizado y acotado a la tarea de ser nuestros compañeros.

Los genitales son fuente de no pocos conflictos y complicaciones de salud, sobre todo con la edad, que pueden acortar sensiblemente la vida del perro por distintas razones. Son problemas de índole social, psicológico y afectivo, pero también de la salud física.
El comportamiento territorial y de dominación se vincula al carácter del animal y a ciertos problemas de ansiedad o inseguridad que pueda parecer, pero se ve muy acentuado por los eventuales niveles de hormonas sexuales en la sangre.
Al tiempo que pueden ser fuente de agresividad, las hormonas sexuales también provocan ansiedad en los machos, en los que el nivel de secreción es más constante.
La actividad de las glándulas anexas del perro se pueden ver afectadas por problemas, sobre todo de la próstata.
Un porcentaje importante de perros macho se extravían al seguir el olor del celo de alguna hembra, bien que esté presente o que haya dejado su rastro en la zona. Si el perro se queda atrás sin que nos demos cuenta, o bien decide ir en busca de la dueña del olor, se perderá y entonces tanto él como nosotros nos llevaremos un buen susto.
Las hormonas sexuales son segregadas por glándulas que se encuentran vinculadas a los órganos genitales, por lo que al eliminarlas disminuiremos los niveles en sangre de dichas hormonas y lograremos que los comportamientos territoriales y agresivos se reduzcan mucho, sobre todo en los individuos más dominantes.
Eliminando los genitales, se rebaja mucho la ansiedad y se evitan trastornos hormonales del perro. La castración no implica en absoluto que nuestra mascota no quiera jugar o pasear y correr. Simplemente estará más tranquila en casa.


+ Más notas

Pulgas y garrapatas. Sus ciclos biológicos

Se viene la época de pulgas y garrapatas. Comencemos con la prevención.


Sabías del nuevo Decreto de Tenencia Responsable?

Es muy importante la concientización al momento de tener una mascota.


Una buena relación con tu mascota

Sugerencia a tener en cuenta para que la convivencia sea placentera.


Las convulsiones en perros.

Una patologia de presentación frecuente. Detalles a tener en cuenta.