Casos clínicos


Exposición fotográfica y detalle de casos clínicos desarrollados en nuestra veterinaria.

Médico veterinario Daniel Sappia

Castración de Conejos

Al igual que en otros animales, como los perros y los gatos, con la esterilización se consigue prevenir enfermedades, mejorar la higiene y tener una buena convivencia. Si los esterilizamos les daremos una vida más larga y de más calidad. Buenas razones para operar: * Disminuye muchísimo la agresividad, haciéndolos mas sociales, tranquilos y cariñosos. *Además disminuirá notablemente el olor fuerte de la orina, característico del conejo macho entero. *Será más fácil enseñarle a hacer sus necesidades en una bandeja. *Se deben esterilizar cuando alcanzan la madurez sexual. Esto ocurre en los machos entre los 3 y 5 meses. Los conejos no tienen que ayunar antes de anestesia, su intestino debe estar siempre lleno, si no se pueden producir problemas hepáticos. La operación es rápida, se realiza anestesia general y el animal se recupera pronto. De normal se usan puntos internos y sólo se tiene que dar medicación unos días y la recuperación es en un par de días. Si rechaza el alimento balanceado se le puede dar alguna hortaliza o verdura a la que esté habituado. Debe tener agua a su disposición para hidratarse y ayudar a metabolizar rápidamente la anestesia. Si el animal no come nada en el día siguiente a la operación se debe acudir al veterinario. La herida cicatriza a los 7-10 días.


Quistes ováricos en perra

Los ovarios son los órganos reproductores de las hembras, por lo que son los encargados de la formación de los óvulos y de las hormonas sexuales. Son de tamaño pequeño, oval y aplanados, y las células que los forman pueden degenerar y formar unas colecciones de contenido líquido o semisólido. Estas colecciones son los quistes ováricos y los hay de diferente naturaleza y diferente funcionalidad. No obstante, los más comunes acostumbran a ser los llamados quistes funcionales. Síntomas de los quistes ováricos en perras y diagnóstico. Las perras con quistes ováricos pueden ser asintomáticas y hallarse esta enfermedad de manera accidental mediante la realización de una laparotomia o de un estudio ecográfico abdominal (Foto)necesario por otras razones. El síntoma más llamativo de los quistes ováricos en perras es el celo persistente, esto se traduce en un aumento de los días de sangrado y de aceptación del macho. De esta manera, si observas que tu mascota se encuentra en un periodo de celo más largo del habitual, no lo dudes y acude al veterinario para determinar si es consecuencia de la aparición de quistes funcionales. Así mismo, otras alteraciones que pueden manifestarse son: ? Cambios en el comportamiento. ? Alteraciones hematológicas (anemia). ? Hiperplasia vulvar. ? Alteraciones dermatológicas de origen endocrino. ¿Cómo se diagnostica? Para su correcto diagnóstico se debe realizar una anamnesis completa, una analítica sanguínea y una ecografía. En caso de presentar quistes ováricos, en la ecografía, se debe realizar un correcto diagnóstico diferencial con las neoplasias ováricas. El número y el tamaño puede variar según la perra y pueden afectar a uno o a los dos ovarios. Tratamiento. Lo mas efectivo es la extirpación de los ovarios y el útero (foto), quitando asi la posibilidad de reincidencia del cuadro..


Cuerpos extraños en gatos

Los felinos tienen la costumbre de jugar y hasta ingerir objetos que son potencialmente dañinos para su salud. Ese fue el caso de Ramon, un felino macho de 2 años de edad que llega a la consulta con decaimiento. Los dueños dicen que desde hace un tiempo come menos y que cuando la alzan en brazos pega gritos de dolor. A la inspección el paciente presenta una leve deshidratación, y un marcado dolor a nivel del cuello. Se evidencia una tumoración compatible con un absceso, una patología común en aquellos gatos que vagabundean, debido a las peles con otros gatos. Se decide realizar una cirugía exploratoria, para drenar el contenido y realizar una toilette. Durante el acto quirúrgico se encuentra la punta de un cuerpo extraño. Al extraerlo se evidencia que se trataba de una aguja con hilo. Por las características, presencia de oxido, hace suponer que la aguja tenia bastante tiempo en el lugar. La misma había atravesado el esófago, para insertarse en los músculos del cuello, formando así el absceso en cuestión. Luego de la toilette y el tratamiento, Ramon empieza a comer normalmente y se le da el alta clínica a los pocos días.


La inflamación de la próstata y abscesos en perros.

La prostatitis se divide en dos fases: aguda (anticipada) y crónica (no identificada hasta tarde en la enfermedad) La prostatitis aguda se produce con la aparición repentina de una infección bacteriana en la próstata La prostatitis crónica se produce cuando una infección ha pasado inadvertida por largo tiempo. La prostatitis aguda también puede conducir a la prostatitis crónica, cuando los síntomas iniciales no son reconocidos. Un absceso en la próstata se manifiesta por un saco lleno de pus que puede conducir a la prostatitis, que es una inflamación de la próstata. Esto es a menudo el resultado de una infección que ha pasado inadvertida por un largo tiempo... De vez en cuando, el absceso puede romperse y derramar su contenido en la cavidad abdominal. Síntomas. Cuadro agudo: Letargo, depresión. Falta de apetito. Esfuerzo para defecar. Dificultad para orinar. Fiebre. Dolor en el abdomen. Secreción con sangre de la uretra. Patrón de marcha rígida El cuadro crónico, puede no tener signos detectables. Diagnóstico: La ecografía es un buen método para identificar un aumento de tamaño de la glándula, si tiene cavidades, que parte de la misma esta afectada, si la uretra está comprometida, etc. En el caso de los abscesos lo mas conveniente y mediante sedación/anestesia es realizar una punción aspiración ecoguiada y aparte de conseguir una muestra para realizar una cultivo y antibiograma, y así identificar el agente causal y su terapia específica. También es importancia la evacuación del absceso ya que traería aparejado un alivio al animal. Tratamiento. Hay varias alternativas aparte del tratamiento con el antibiótico específico son la castración y/o la utilización de distintas medicaciones orientadas a minimizar la actividad hormonal de la glándula.


Resolución de fractura de rodilla

Perlita es una gata Siamesa de 6 meses de edad que sufrió una mordida de perro en su miembro posterior derecho. Luego de atenderse en la urgencia y de realizarse los primeros auxilios, se realizan los estudios por imágenes necesarios para determinar el grado de lesión en los tejidos. Se puede apreciar en la primera foto que Perlita sufrió una fractura de rodilla, que le imposibilitaba la normal locomoción. En la segunda foto se ve el mismo miembro luego de la cirugía. Estas fracturas de rodilla se denominan de *Salter*. Las hay de tipo 1 y tipo 2. Es de esperar una rápida reparación debido a la rica vascularización de la zona. La introducción de un clavo único de Steinman provee una máxima fijación del pequeño segmento distal, siendo muy importante la reducción de la fractura ante de la colocación del implante. Como todo manejo de fractura debe ser cuidadoso, ya que estamos en zonas de tejidos relativamente blandos y en presencia de cartílago articular. Una vez colocado el clavo se lo introduce en la tróclea del fémur, sin que quede ninguna porción sobresaliente, para evitar que la rotula se lesione, evitando una futura artrosis. La mayoría de las fracturas de este tipo se producen en animales inmaduros (4 a 12 meses de edad) ya que es la zona más débil del complejo hueso, tendones y ligamentos. La recuperación posoeratoria es rápida y el paciente de no mediar lesiones importantes de los tejidos blandos adyacentes recupera la movilidad rápidamente. La fisioterapia es una parte importante del tratamiento en todos los animales con fracturas de fémur, ya que mejorarían el funcionamiento de las estructuras blandas que rodean al hueso fracturado, recuperando los músculos inflamados y desgarrados que pudieran estar involucrados en la lesión, y por lo general se han observado pocas complicaciones por el cierre prematuro de las fisis.


Higiene dental en nuestras mascotas

La higiene dental de nuestras mascotas es esencial para prevenir patologías que pongan en riesgo sus vidas. Para la correcta higiene lo ideal es acostumbrarlos desde cachorros, frotando sus dientes con el dedo envuelto en una gasa, y a su debido tiempo, empezar a usar cepillos especiales con líquidos anti placa. Una correcta y periódica higiene impedirá que se forme placa bacteriana, que con el tiempo,formará costras de sarro. Estas costras en primer lugar causaran gingivitis, y con el tiempo pondrán afectar a los dientes, pudriéndolos, y generando problemas mayores. Si el proceso continua, esa gran infección en la boca puede pasar a otros órganos, como el riñón y el hígado, complicando aun mas la situación. Llegado el caso su veterinario decidirá cual es la mejor alternativa para solucionar el problema.


Tumor de glándulas perianales

Las glándulas perianales son glándulas cebaceas modificadas, que solo se encuentran en el perro. La mayoría de las mismas se encuentran en el área que circunda al ano. Las mismas crecen por estimulaciòn androgènica, y lo hacen durante toda la vida del perro. Por eso es frecuente encontrar en perros de edad avanzada un crecimiento exagerado de estas glándulas. Lo que podemos observar a simple vista en nuestra mascota con esta patología son masas solitarias o múltiples cerca de la región del ano, redondeadas, bien delimitadas, que se ulceran y generalmente sangran.. Inicialmente los pacientes no demuestran signos ni dolor, pero conforme crece el tumor, este causa malestar, fiebre, anorexia, la zona puede infectarse, y si crece exageradamente puede ocasionar problemas con la defecación. El tratamiento se basa en la extirpación quirúrgica de los tumores, sumado a la castración del animal, ya que las hormonas que liberan los testículos son en gran medida las responsables del crecimiento de estos tumores.


Osteosarcoma en perros

El tiempo de supervivencia posquirúrgico es muy variable y depende de muchos factores (presencia de metástasis, grado de agresividad, diagnóstico precoz, edad, etc.). En algunos estudios el 26% de los perros vive 6 meses después de la intervención, el 13,8% vive unos 9 meses y el 10,7% más de un año. Estas cifras deben alentarnos a realizar un diagnóstico lo más precoz y minucioso posible, para poder realizar la amputación en el menor tiempo. El diagnóstico del tumor debe ser el inicio, y sólo el sufrimiento, el dolor y la pérdida de calidad de vida debe alejarnos de nuestro propósito de dominar la situación hasta que sea la realidad del caso la que nos obligue a abandonar. El pronóstico de un tumor óseo depende de la precocidad de su diagnóstico y del tipo histológico. Actualmente, el diagnóstico de la mayor parte de los sarcomas óseos es tardío, lo que hace pensar que en el momento del diagnóstico el tumor ya ha podido originar micrometástasis ocultas, subclínicas y no detectables radiológicamente o bien éstas son francas y claramente apreciables. El diagnóstico precoz pasa por la educación del propietario, en especial si se trata de razas de gran tamaño, así como la sensibilización del veterinario clínico que debe evitar una actitud despreocupada ante una cojera. El osteosarcoma intraóseo es un tumor muy agresivo localmente y que posee un elevado potencial metastásico a distancia (esencialmente a pulmón y en menor medida a ganglios linfáticos regionales), debiendo de asumir que las metástasis a distancia existen en el momento del diagnóstico. Los animales que no se someten a ningún tipo de tratamiento son eutanasiados con una media de supervivencia de unos dos meses, en función del dolor que muestra el animal y la presencia o no de fracturas espontáneas. Los osteosarcomas yuxtacorticales tienen un potencial metastásico menor y/o más tardío, pudiendo pensar en una curación tras la amputación precoz y amplia. No obstante, hay que ser cauto ante las cirugías muy conservadoras ya que el riesgo de recidiva local es alto en función de la localización corporal del tumor. Otro importante factor pronóstico y fácil de evaluar en la práctica clínica es el nivel de fosfatasa alcalina antes de comenzar el tratamiento, pues se ha demostrado que animales con unos altos niveles plasmáticos de esta enzima sufren periodos libres de enfermedad más cortos y menores tiempos de supervivencia (la media de supervivencia sin tratamiento en osteosarcomas es de 2 meses aproximadamente y tras la amputación se amplía a unos 4 meses, teniendo en cuenta que sólo el 10-12% de los individuos sobreviven un año tras el diagnóstico).


Tutores externos en fracturas

En la practica diaria de la clínica de perros y gatos, el tratamiento de fracturas y problemas ortopédicos es de gran importancia debido al incremento de su presentación, por lo que, es necesario conocer los diferentes medios de resolución de las fracturas y así poder seleccionar el más apropiado para resolver cada caso. Uno de estos métodos es la fijación esquelética externa, que consiste en la colocación de clavos percutáneos y transcorticales en los extremos de los sitios fracturados de los huesos en distintos planos del eje del mismo, y que se une en el exterior por medio de una barra conectora. El sistema es conocido como ?aparato de Kirschner/Ehmer? y tiene múltiples ventajas debido a su versatilidad y facilidad de aplicación. Una de las ventajas es en el orden económico, ya que parte del sistema de fijación puede recuperarse para su uso posterior. En el caso de utilizar resinas plásticas el sistema se desecha en su totalidad. Este método de fijación es el ideal para el tratamiento de fracturas de huesos largos, contando con la ventaja que puede ser modificado de acuerdo a las distintas características de la fractura. Para su colocación no se requiere de material ortopédico sofisticado pero si de una moderada experiencia y habilidad para colocarlos.


Tumor en vejiga en gatos

Muchas veces los tumores de vejiga pueden estar mal diagnosticados como cistitis, debido a que los signos clínicos pueden ser similares. Los signos presentes son los de la cistitis secundaria o la obstrucción de las vías urinarias, los más comunes son hematuria, disuria, poliaquiuria y menos común cojera causada por metástasis a hueso u osteopatía hipertrófica. Los signos pueden estar presentes por semanas o meses y pueden resolver de forma temporal con una terapia antibiótica. Puede existir uremia en obstrucción completa de uréteres o uretra. El examen físico, incluyendo un examen rectal, puede revelar aumento del espesor de la uretra y del trígono de la vejiga, aumento de los linfonodos iliacos y a veces masas en la vejiga o una vejiga distendida. La radiografia contrastada o ecografia son estudios de valor diagnóstico (fotos)


Lesiones en la punta de las orejas

Hay una mosca que se llama mosca de la punta de la oreja, y que termina llenado de heridas la oreja del perro. Las moscas molestan a los perros principalmente en las orejas, aunque tambien pueden afectar el dorso y nariz. En infestaciones masivas, estas cubren las orejas y dejan las marcas sangrantes de sus picaduras que sin adecuado tratamiento pueden llegar a infectarse. Es una enfermedad bastante común en perros que viven en el exterior. y por lo general aparecen en salida del verano y comienzo del otoño con temperatura moderadas y humedad ambiente.. El tratamiento se orienta a la colocación de gotas con permetrina en los pabellones auriculares y cabeza.


Displasia de codo en perros

La displasia del codo es una enfermedad del desarrollo, consiste en un trastorno óseo que se inicia con una artritis y desencadena una osteoartrosis. Esta enfermedad se presenta habitualmente en los perros de razas grandes y gigantes (Pastor alemán, Labrador, San Bernardo, Rottweiler, Mastin Napolitano, etc.), el proceso puede ser uni o bilateral siendo los machos afectados con más frecuencia que las hembras. Su origen es genético multifactorial y se transmite a la descendencia, pero la aparición de esta patología obedece también al medio ambiente, la alimentación, el peso corporal, la firmeza de ligamentos, ejercicio físico, traumatismos. A nivel del codo se pueden producir tres diferentes tipos de alteraciones osteoartrósicas: 1.- Proceso ancóneo no-unido (Flecha en imagen). Lugar donde se produce la patología) 2.- Osteocondritis disecante 3.- Fragmentación de apófisis coronoides. (Flecha en imágen ) En general en los tres los primeros síntomas aparecen durante el crecimiento (4 y 5 meses de edad), el perro presenta intolerancia al ejercicio, que se manifiesta por cojera, ésta pueden ser al iniciar un movimiento, o tras ejercicio prolongado. En algunos casos, en los que la artrosis es muy discreta, el perro puede mantener un grado casi normal de actividad durante toda su vida. Al diagnóstico se llega por la clínica, suma de síntomas y signos recogidos en la anamnesis que el veterinario deberá realizar, además solicitará radiografías. La única de estas patologías que presenta síntomas radiológicos a la edad de cuatro a siete meses, es la de no unión del proceso ancóneo, el resto a partir del año. Cuanto más prematuro sea realizado el diagnóstico, antes se podrá instaurar un tratamiento adecuado, evitando asi la formación de una artrosis que, por un lado producirá dolor, y por otro limitará la capacidad funcional del codo afectado durante el resto de la vida del perro, con los consiguientes trastornos ocasionados al mismo. Los estudios se realizan bajo sedación y se deben realizar Rx en flexión y extensión (en Decúbito lateral) y antero posterior en semi extensión. Tratamiento Normalmente el tratamiento es quirúrgico, en función del grado y antigüedad de la lesión. Primero se debe intentar su resolución espontánea, y a pesar que algunos autores dan reposo por el dolor que produce, es preferible administrar analgesia. Se ha demostrado gran número de casos donde gracias a estos soportes el animal ha tenido una evolución muy favorable. Pronóstico La evolución es muy variable en función del tipo y el grado de la lesión, pero en general es desfavorable sin cirugía. El tratamiento quirúrgico, y si se realiza antes de la aparición de la osteoartrosis, el pronóstico es bueno. En los casos que ya existan cambios degenerativos, y a pesar de haber realizado la cirugía, si bien el dolor desaparece, queda la limitación del movimiento articular. Prevención * Los perros de razas predispuestas y que tienen un desarrollo precoz y de gran tamaño debe aportársele una dieta evitando excesos de proteínas, así como el abuso del calcio y vitaminas. * Durante la etapa de crecimiento, el ejercicio debe ser limitado evitando juegos en los que el perro salte y evitar pequeños traumatismos repetidos, que predisponen a producir o a agravar las lesiones. * Control genético: Está demostrado que la herencia influye en la aparición de la displasia de codo, se recomienda restringir la reproducción de aquellos que padecen la enfermedad, independientemente de que el grado de afección sea grande o pequeño.