Patologias frecuentes en la boca del gato

  25 de Agosto, 2020

La gingivoestomatitis crónica es un proceso ulcerativo que en ocasiones puede ser proliferativo, que afecta a todos los tejidos que están en contacto con la saliva y la placa bacteriana: gingiva, mucosa alveolar, mucosa labial, mucosa sublingual, mucosa caudal, arco glosopalatino y paladar blando.

Signos clínicos: En casos leves se producirá ulceración de gingiva y mucosa alveolar con o sin afectación de la mucosa oral caudal, originando gingivitis, estomatitis ulcerativa y estomatitis caudal. En casos severos se afectará incluso la mucosa labial, el paladar blando y el arco glosopalatino. El signo clínico que diferencia la gingivoestomatitis de la enfermedad periodontal, es el signo de inflamación alrededor de toda la pieza (cara labial y bucal)
La patología comienza con la formación de una placa sobre la superficie del diente (placa dental) formada por bacterias, células muertas y glucoproteínas (proteínas unidas a azúcares). Sobre esa misma placa precipitan sales de calcio que gradualmente producen el característico sarro de los dientes. El sarro avanza y toma contacto con la encía causando inflamación en la zona marginal del diente (gingivitis marginal). De no atenderse a tiempo, el proceso inflamatorio progresa pudiendo afectar el hueso y los elementos de sostén de la pieza dentaria.
Etiología: No hay una única causa responsable del desarrollo de la gingivoestomatitis. Se postula que el origen se encuentra en una alteración del sistema inmune local (IgE, IgA, IgM presentes en la saliva) que ante la presencia de uno o varios estímulos antigénicos crónicos responde de forma exagerada. Los estímulos antigénicos crónicos presentes en la boca y que inducen la respuesta inmunitaria exagerada son: - Placa bacteriana - Enfermedad periodontal - Proteínas alimentarias - Calicivirus - Resorción odontoclástica felina y estomatitis linfocítica plasmocítica.
La estomatitis linfocítica plasmocítica en gatos es una enfermedad inflamatoria de la cavidad oral felina, de aparición frecuente en la clínica veterinaria. Su mecanismo es todavía incierto, pero se reconocen muchos factores que pueden actuar simultáneamente dando lugar a lesiones de grado variable en encías, lengua y paladar.
En el caso de verse afectada su fijación en forma severa, deberá considerarse extraer la pieza dentaria y toda raíz retenida que pueda causar inflamación y recidivas posteriores.
Es importante recordar que estas enfermedades representan procesos inflamatorios de tipo crónicos y, al mismo tiempo, muy dolorosos.
Bajo este concepto, debemos considerar una terapia con analgésicos opiáceos, además de antiinflamatorios no esteroides de uso frecuente en medicina veterinaria. El pronóstico de la estomatitis linfocítica plasmocítica en gatos dependerá del tiempo transcurrido, la gravedad de las lesiones y la presencia de enfermedades concomitantes.
La presencia de abscesos en la raíz de los dientes, inflamación del hueso circundante (osteomielitis) y la confirmación diagnóstica de VIF y VILEF, se encuentran entre los cuadros de mayor complejidad.
Paralelo al tratamiento farmacológico, es muy importante contar con la colaboración del propietario para el mantenimiento de la limpieza de los dientes del gato. La higiene se realizará en lo posible en forma diaria (complicado), cepillando cada diente con antisépticos bucales como clorhexidina en solución al 2 %.
El cumplimiento del protocolo y los chequeos frecuentes ayudarán a conservar las piezas dentarias, evitando o retrasando la reaparición de complicaciones, y mejorando en conjunto la calidad de vida del animal.


+ Más notas

Pulgas y garrapatas. Sus ciclos biológicos

Se viene la época de pulgas y garrapatas. Comencemos con la prevención.


Sabías del nuevo Decreto de Tenencia Responsable?

Es muy importante la concientización al momento de tener una mascota.


Una buena relación con tu mascota

Sugerencia a tener en cuenta para que la convivencia sea placentera.


Las convulsiones en perros.

Una patologia de presentación frecuente. Detalles a tener en cuenta.