Dónde duerme mi cachorro.

  27 de Diciembre, 2018

Uno de los temas a tener en cuenta cuando el cachorro llega a casa.

Este es un tema que requiere nuestra atención porque hay muchos mitos sobre dónde tiene que dormir el cachorro que acaba de llegar.
Mucha gente cree que dejar el cachorro dormir dentro de casa es "mal acostumbrarle" y que luego será imposible que se quede tranquilo afuera de la casa o en otra habitación, esto es un grave error. Un cachorro recién llegado está en fase de adaptación, además siendo tan pequeño no tendrá todas sus defensas desarrolladas ni las vacunas necesarias, con lo cual, además de exponer el cachorro a un alto nivel de estrés innecesario estamos arriesgando su salud al dejarle más expuesto.
Lo mejor es permanecer con nosotros, hasta que esté inmunológicamente más fortalecido y también más seguros. Los cachorros tienen que acostumbrarse a la ausencia de su madre, no pasa absolutamente nada por tener a un cachorro en nuestra habilitación.
Los cachorros cuándo se separan de la madre vocalizan para ser encontrados, es normal y vital para su supervivencia, por ello, cuando lo lleves a casa, llorará. Para él es algo muy traumático, se siente desesperado y sólo al estar lejos de su familia. En este momento, hay que tomar decisiones firmes, ya que si no lo haces fomentarás comportamientos neuróticos en el perro adulto.
Es recomendable dejar a los cachorros siempre en un sitio controlado, sin que haya posibilidad de que se haga daño, sin la posibilidad de que pueda dañar algún objeto que no le pertenece y teniendo en cuenta que su conducta higiénica es similar a la de un bebe, con lo cual su habitáculo debe ser estar acorde a tales condiciones.
Dejar que tu perro duerma en tu cama puede ser, con el tiempo, una mala decisión. Puede interrumpir tu descanso sin que te des cuenta o despertarte cuando necesite ir al baño.
Las desventajas son la falta de un espacio para dormir para ti y la interrupción de patrones normales de sueño.
Para romper con el hábito de que tu perro duerma en cama se ofrecen estos consejos:
1. Pon las reglas. Establece un área separada o cama para que tu perro duerma ahí.
2. Sé positivo. Utiliza técnicas de refuerzo positivo para que se sienta cómodo descansando en su propia cama.
3. No te eches para atrás. Rechaza inmediatamente cualquier agresión territorial, como el que te gruña cada vez que te muevas o te mordisquee los talones. Si tu perro gruñe o te mordisquea, dile "¡No!" Luego, quítalo de la cama y ponlo en el piso o en su propia cama y ordénale que se siente y se quede ahí. Recompénsalo verbalmente o con un dulce para entrenarlo.
4. Deja a las mascotas encima de las sábanas. Si decides compartir tu cama con tu perro, déjalo dormir encima de las sábanas en vez de debajo de ellas. Puede tener deshechos ambientales, incluyendo materia fecal, en su pelaje.
5. Déjalo ir al baño. Dale a tu mascota la oportunidad de hacer sus necesidades en un límite de tiempo razonable antes de irte a dormir.


+ Más notas

El celo de la gata

Es el periodo en el que el animal se encuentra receptivo sexualmente y posee la capacidad de reproducirse.


Sabías del nuevo Decreto de Tenencia Responsable?

Es muy importante la concientización al momento de tener una mascota.


Una buena relación con tu mascota

Sugerencia a tener en cuenta para que la convivencia sea placentera.


Las convulsiones en perros.

Una patologia de presentación frecuente. Detalles a tener en cuenta.