Que elegir. Un Perro

  14 de Junio, 2019

Antes de adquirir un perro es conveniente asesorarse de los pro y contras de la especie.

Tus responsabilidades como dueño de perro parecen nunca acabar y resulta fácil perderse entre todo lo que deberías o no hacer por tu perro. No obstante, la clave para el éxito con canes se reduce a la simplicidad. He aquí los cuidados fundamentales que ningún dueño de perro debe evadir, simplificados de la mejor manera posible para que tengas objetivos tangibles y realistas y mantengas a tu perro contento.
1. Nutrición
Ningún animal prescinde de ella. La comida nutre y da energía y es una fuente necesaria para su salud, aspecto físico y satisfacción. Aunque puedes abstenerte de comprar juguetes caros, camas y otros artículos que no son del todo necesarios, la comida de tu perro debe ser nutritiva y de buena calidad, con suficiente proteína para vigorizar a tu can. Invierte en comida y fíjate si tu perro se muestra con energía y con el pelo brillante y suave.
2. Acicalamiento
Baño, corte de pelo, recorte de uñas, cuidado de los oídos y limpieza de la cara y dientes, son sólo algunos de los cuidados que necesitará tu perro. Lo fundamental es que el perro se sienta a gusto con las personas y tolere que lo toquen, que esté tranquilo y permita que le hagan estas cosas. Dependiendo de la raza del perro, necesitará ciertos cuidados más o menos a menudo que otros perros. Asesorarse correctamente, ya que de acuerdo al manto que tenga el perro, será la intensificación que hay que darle a su cuidado.
3. Ayuda profesional
No lo puedes hacer todo tú solo y aunque siempre es bueno que seas receptivo a las recomendaciones de familiares y amigos, nadie te puede ayudar como lo haría un profesional. La ayuda profesional sobre todo se enfoca en los veterinarios y en los entrenadores caninos. Sólo tu veterinario te podrá aconsejar sobre lo mejor para la salud de tu perro y será tu aliado para tomar decisiones sobre su bienestar. Cuando se trate de vacunas, esterilización y enfermedades, tu veterinario podrá ayudarte. Los entrenadores profesionales que llevan años adiestrando perros te orientarán sobre formas para modificar el comportamiento de tu perro y serán una buena fuente de información sobre todo lo canino.
4. Ejercicio
Hay muchas formas de ejercitar a tu perro. Si tienes un perro grande y con mucho empuje, lo puedes llevar a correr, pero las largas caminatas son favorables para casi todos los perros. Muchos perros se benefician de visitar un parque diseñado especialmente para ellos y, si decides hacerlo, lo mejor es llevar a canes adultos con buen comportamiento y esterilizados, para evitar problemas. Otras formas de ejercicio es permitir que tu perro juegue con otro perro, dejarlo nadar junto a ti en el verano o hacer distintas actividades con él dentro y fuera de casa, como jugar al escondite o tira y afloja. Una idea errónea es pensar que no todos los perros necesitan ejercicio, pero lo cierto es simplemente que algunos perros lo necesitan más que otros.
5. Educación
Todo perro la necesita o no podrá convivir en esta sociedad. La educación incluye socialización, obediencia básica, poner reglas y utilizar reforzamiento positivo. No incluye castigos o utilizar gritos. Ten autoridad, paciencia, perseverancia y amor. El perro es un individuo de hábitos, por ende lo que te propongas enseñarle, el lo aprenderá y pondrá en práctica cada vez que se lo exijas.


+ Más notas

El celo de la gata

Es el periodo en el que el animal se encuentra receptivo sexualmente y posee la capacidad de reproducirse.


Sabías del nuevo Decreto de Tenencia Responsable?

Es muy importante la concientización al momento de tener una mascota.


Una buena relación con tu mascota

Sugerencia a tener en cuenta para que la convivencia sea placentera.


Las convulsiones en perros.

Una patologia de presentación frecuente. Detalles a tener en cuenta.